top of page
Vertebral-Compression-Fracture.webp

Fracturas de la columna

¿Qué es y cómo se trata?

​Una fractura  de la columna vertebral consiste en la ruptura de una vértebra causando dolor intenso, debilidad, alteraciones neurológicas y limitaciones en el movimiento.
Pueden ser traumáticas o patológicas (Ej. Osteoporosis) 


Causas de fracturas

 

Traumatismo

Los traumatismos de alta energía en accidentes automovilísticos o caídas de grandes alturas, provocan frecuentemente fracturas de columna vertebral. Este tipo de accidentes provocan las llamadas fracturas de columna por compresión, que suponen el aplastamiento de una o más vértebras. Una persona con una lesión de este tipo presenta dolor repentino y gran sensibilidad en la zona fracturada, aunque existen casos en los que no provoca síntomas. Hay que tener en cuenta que este tipo de fracturas por compresión, pueden provocar lesiones de médula espinal o fracturas en más de una región de la columna. 


Osteoporosis
Una gran parte de las fracturas vertebrales se produce en personas de avanzada edad por la pérdida de densidad ósea y degeneración de vértebras. La osteoporosis es una enfermedad silenciosa y progresiva que va haciendo que los huesos sean cada vez más débiles y propensos a fracturas. En estos casos, las fracturas se deben generalmente a impactos de baja intensidad desde su propia altura.


Síntomas

Dolor: el síntoma más frecuente es, sin duda, el dolor de espalda causado por la ruptura del hueso. Este puede localizarse solo en la zona de la fractura o puede ser irradiado, es decir, localizarse a distancia, por el hecho de que alguna zona nerviosa (médula y/o nervios) están comprimidos por algún fragmento roto que se haya desplazado de su posición habitual como consecuencia de la fractura.

En los casos más graves, además del dolor con o sin irradiación, puede presentarte algún déficit neurológico que puede afectar a la parte sensitiva (con pérdida de sensibilidad en alguna zona, tronco y o extremidades) y/o motora (con pérdida de movimiento de alguna área anatómica), que suele ser por el daño causado por el fragmento desplazado sobre las estructuras nobles (médula y nervios).
 

Déficit neurológico: en los casos más graves, además del dolor con o sin irradiación, puede presentarte algún déficit neurológico que puede afectar a la parte sensitiva (con pérdida de sensibilidad en alguna zona, tronco y o extremidades) y/o motora (con pérdida de movimiento de alguna área anatómica), que suele ser por el daño causado por el fragmento desplazado sobre las estructuras nobles (médula y nervios).


Diagnóstico
El diagnóstico de una fractura, además de la identificación de los síntomas previamente descritos y la exploración física, se realiza con la ayuda de las pruebas de diagnóstico complementarias como son la radiografía (Rx), Tomografía (TAC) y resonancia magnética nuclear (RMN). De esta manera nos permitirán clasificar correctamente la fractura e identificar así el tratamiento más adecuado para la misma.


Tratamiento 
El tratamiento de las fracturas vertebrales es muy variable. Se basa en el tipo, causa, localización y características de la fractura y en la presencia, o no, de los síntomas neurológicos asociados por compresión de la médula o los nervios.


Se puede realizar un tratamiento conservador o un tratamiento quirúrgico, así como una combinación de ambos.


MANEJO CONSERVADOR
El manejo conservador se realiza en aquellas fracturas que no se consideran peligrosas. Es decir, en las que no hay riesgo de complicaciones secundarias y que no presentan síntomas neurológicos desde el principio. Éste se basa en el uso de diferentes fármacos que ayudan a reducir el dolor. En ocasiones puede ser necesario el uso de corset u órtesis, que puede ser fabricada a medida dependiendo del tipo de fractura y de su localización.


MANEJO QUIRÚRGICO 
El manejo quirúrgico es muy variable y dependerá del tipo de fractura, de su causa y de la localización.
Puede ser necesaria una estabilización posterior de la fractura con la colocación de unos tornillos posteriores, que pueden ser colocados de manera percutánea (mini invasiva) y/o abierta.
En el caso de las fracturas osteoporoticas refractarias al tratamiento medico conservador puede ser necesario inyectar cemento dentro de la vértebra fracturada (vertebroplastia/cifoplastia) para obtener un mejor confort del dolor.

 

bottom of page